Pimientos Asados con Caballa Fresca y Anchoas: Gastronomía Almeriense

¿Sabíais que el contenido de vitamina C en el pimiento es mucho mayor que el de la naranja?

Por cada 100 gramos de naranja obtenemos unos 50 mg. de vitamina C. Mientras que por cada 100 gr. de pimiento obtenemos 131 mg de vitamina C (casi tres veces más).

¿Y en qué nos beneficia la vitamina C?

Tiene un gran poder antioxidante que ralentiza el envejecimiento de nuestras células, y además es alta en carotenos como la capsantina, que estudios recientes han demostrado poseer propiedades anticancerígenas. El pimiento tiene todavía muchas más ventajas. Su componente principal es agua por lo que hace que sea una hortaliza con muy bajo aporte calórico. Si a eso añadimos su alto contenido en fibra, que como toda verdura no contiene colesterol y de que apenas aporta grasas, podemos decir que el pimiento, además de estar sabrosísimo y ser uno de nuestros aliados básicos en sofritos, fondos, guisos, etc., es una hortaliza sanísima.

 

Almería es una gran productora de pimiento. Tiene un amplio calendario en el que prácticamente producen todo el año una amplia gama varietal (pimiento lamuyo – el grande – , pimientos california – medianitos y de colores rojo, amarillo, naranja, verde…-, pimiento italiano – el alargado – pimientos picantes, minipimientos… hay un montón donde elegir, unos más dulces, otros con sabores más intensos, y a mi cómo más me gustan, sin lugar a dudas, son asados.

Y asados los preparamos con la siguiente receta, típica de encontrar en cada uno de sus bares con la cotizada Caballa… ayy! Caballa!

 

caballa y pimiento

 

 

PREPARACIÓN:

Pimientos Asados

Como hemos dicho anteriormente, lo ideal es asarlos en las ascuas de un fuego, pero si no tenemos la posibilidad también podemos asarlos al horno. Lo precalentamos a 200º, y ponemos los pimientos, ya lavados, sobre una bandeja cubierta con papel de aluminio.

Bajamos la temperatura a 180º y los dejamos asarse unos 35 minutos, dándole la vuelta para que no quemen a los 20 minutos. Cuando estén listos, los sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Esperamos que se enfríen y entonces les quitamos la piel, el tallo y las semillas, los cortamos en tiras y los ponemos en un cuenco con aceite de oliva, sal y los dos ajos cortaditos en trocitos y los dejamos macerando un par de horas.

 Ahora vamos a hacer con ellos una ensalada tricolor predominando el amarillo y rojo (que son más dulces) sobre el verde.

 

Ensalada Vamos colocando tiras de pimientos en la fuente donde se vaya a  servir, por colores, alternando amarillos, rojos y verdes. 

Añadimos las caballas, las anchoas cortadas en trocitos pequeños (tres o cuatro trozos por anchoa) y opcionalmente, añadimos también los encurtidos de dos banderillas cortados en trocitos.

 Aliñamos con un poquito albahaca, pero no es necesario añadir más aceite de oliva porque  tantos los pimientos, como las caballas y las anchoas ya están macerados en aceite… LISTO!

 

 

Recuerda consumir Productos Españoles!

Your Spanish Foods

Fuente: Artículo publicado en almeria360.com

Foto: Invitado Invierno

Anuncios