Crema Catalana Tradicional

La crema catalana ya aparecía en los recetarios medievales catalanes y se considera de los postres más antiguos en Europa dentro de su categoría, a pesar de ser una evolución de las clásicas natillas, que ya existían en la República romana varios siglos antes de Cristo.

La única variación que ha tenido la receta ha sido, en el siglo XX, el hecho que algunas personas utilicen harina de maíz (maicena) en vez de almidón, y que al siglo XX hayan aparecido polvos para hacer esta crema más rápidamente en casa.

En el siglo XXI, con la aparición de claras y yemas de huevo vendidas por separado a los supermercados, ha provocado que a algunas familias vuelvan a pasar de los polvos a la receta tradicional. Los sopletes caseros, antes utilizados sólo en grandes restaurantes o en la industria, son también cada vez más habituales en los hogares, donde se utiliza para quemar una capa de azúcar superficial y otras versiones tradicionales o improvisadas con ella, como el recubrimiento de un pan de pellizco con crema, la crema con piña natural, las manzanas rellenas de crema, etc. 

Como sabeis nosotros vamos a lo bueno, a lo tradicional…y con ello os traemos esta receta, a disfrutar en casa y sin elementos artificiales que dañen la verdad más típica… la crema catalana:

crema catalana

PREPARACIÓN:

Lo primero que vamos a hacer es poner la leche, la cascara de limón y la rama de canela en un cazo a fuego medio-alto. Una vez empiece a hervir lo dejaremos un par o tres minutos más y retiraremos la rama de canela y la cascara de limón.

En un bol batimos las yemas junto con el azúcar y después le añadimos la maicena hasta conseguir una mezcla homogénea y blanquecina. Lo vertemos sobre un cazo y ponemos a fuego medio. Sobre esta  mezcla vamos añadiendo la leche hirviendo poco a poco y removiendo constantemente para que no se nos pegcrema catalana 2ue. Es posible que en un primer momento quede una crema muy espumosa, tranquilos no pasa nada conforme se vaya espesando desaparecerá la espuma. Batimos hasta conseguir una textura cremosa  y brillante.

Apagamos el fuego y con mucho cuidado de no quemarnos repartiremos la crema entre los recipientes en los que vayamos a servir nuestra crema catalana.

Dejamos enfriar a temperatura ambiente y una vez frío lo podremos meter en el frigorífico hasta un rato antes de servir.

Antes de servirlo rociar por encima de la crema  una capa generosa de azúcar y bien con un soplete o quemador, calentaremos el azúcar hasta que se forme una capa cristalina de caramelo.

Ya tan solo nos quedará disfrutar…

Otras Variedades en Video AQUI 😉

Recuerda consumir Productos Españoles!

Your Spanish Foods

www.tusproductostipicos.tictail.com

Fuente: La repostería de Miguel

Anuncios