Tortilla Sacromonte

El Sacromonte de Granada ofrece la variada geografía granadina: montaña,  ríos y una rica variedad étnica: árabes, judíos, castellanos y, por último, gitanos, con un nuevo tipo de vivienda, la cueva.

Los gitanos están instalados, desde el siglo XVIII en las laderas del Cerro de San Miguel y en la orilla del Camino del Sacromonte, el viejo camino musulmán de Guadix.

El cerro rojizo, seco, erizado de pitas y chumberas ofrece panoramas de indescriptible belleza: el conjunto de las torres de la Alhambra, las laderas blancas del caserío albaicinero y el verdor del Valle de Valparaíso por donde discurre el Darro.

sacromonte-2012w

Las cuevas del Sacromonte se agrupan en torno a barrancos, formando así una especie de calles. Hay cuevas de varias categorías. Las más conocidas para el visitante son las dedicadas a las Zambras: espaciosas, blancas y adornadas de cacharros de brillante cobre.

Ellas han sido hogar durante siglos de gitanos, bohemios y artistas flamencos. Alma poseída de profundas pasiones y oscuros misterios que se expresan en los espectáculos nocturnos de sus Zambras. 

images (5)

Aunque los espectáculos del flamenco en el Sacromonte son excesivamente comerciales y dirigidos fundamentalmente a los grupos de turistas extranjeros, es imprescindible acercarse al menos una noche para asistir a una zambra en una cueva del Sacromonte.

 

 

 

Mientras organizamos esta escapada podemos simular una tarde flamenca con una de las recetas típicas de la ciudad y que de nombre a dicho barrio:

 

 

torti sacromonte

 

PREPARACIÓN:

1. Pelar, lavar las patatas y cocerlas en agua salada hasta que estén tiernas. Dejarlas templar y trocearlas.

2. Lavar y pelar las criadillas, picarlas, salarlas y freírlas en 2 cucharadas de aceite. Quitar las telillas a los sesos y cocerlos 5 minutos en agua hirviendo con sal.

3. Cortar el jamón y el pimiento en dados. Calentar 2 cucharadas de aceite en una sartén y rehogar todos los ingredientes picados, durante 3 minutos.

4. Añadir los guisantes cocidos y rehogar todo junto.

5. Batir los huevos en un cuenco hasta que queden espumosos. Si se quiere que la tortilla salga más esponjosa, añadir una pizca de levadura.

6. Mezclar todos los ingredientes con los huevos batidos. Calentar un poco de aceite en una sartén, añadir la mezcla, cuajar durante 3-4 minutos a fuego bajo, darle la vuelta y cuajar por el otro lado. Servir caliente o templada.

Solo nos faltan unas palmas… y a bailar!

Fuente: Granada Direct

Anuncios